[rev_slider slidertitle=»Featured Slider» alias=»featured-slider» offset=»»]

Los juegos de construcción son uno de los juegos preferidos por los niños, la capacidad de formar cosas a partir de piezas sueltas les resulta muy motivador y divertido. De ahí que sean uno de los entretenimientos que perdura durante más tiempo en la infancia. Es cierto que habrá que ir variando la dificultad de la construcción en función de la edad de los niños, pero este tipo de juegos puede empezar a utilizarse a edades muy tempranas (con los típicos cubos o bloques para crear estructuras básicas o pirámides, ideales para niños con meses), hasta mecanos o construcciones más complejas para adolescentes e incluso adultos que se aficionaron desde pequeños y han continuado con este fantástico pasatiempo.

Vamos a repasar algunos de los beneficios de jugar a juegos de construcción, y su importancia para el desarrollo en la infancia.

  1. Gracias a los juegos de construcción los niños aprenden a identificar el mundo que les rodea, comienzan a adquirir visión espacialy a reconocer el entorno. Favorece la adquisición de conceptos como el tamaño (grande y pequeño, alto y bajo, corto y largo) y a identificar diferentes formas geométricas.
  2. También adquieren conceptosalgo más complejos. La simetría o proporción; la resistencia, en cuanto a la dureza de los materiales, o a la solidez y consistencia de las estructuras que construyen; y el equilibrio, aprenden cómo han de disponer los bloques o piezas para que se sostengan sobre los anteriores, que ejercen como base, sin caerse, o aprenden cómo los cuerpos sometidos a ciertas fuerzas se contrarrestan entre sí.
  3. Desarrollan habilidades motricesmanejando las piezas o bloques. Favorecen la coordinación ojo-manoo, lo que es lo mismo, desarrollan sus habilidades motoras finas. También se fortalecen los músculosde las manos y los dedos al tener que sostener las piezas con fuerza para que no se les caigan.
  4. Favorecen el desarrollo intelectual, emocional y cognoscitivo. Según algunos estudios, los juegos de construcción aceleran el aprendizaje del lenguajey los niños que lo practican con frecuencia a menudo comienzan a hablar antes.
  5. Los juegos de construcción ayudan a comprender que para que las cosas funcionen correctamente se deben respetar ciertas reglas físicas. Esto les ayudará en un futuro a enfrentarse con mayor éxito a situaciones de la vida cotidiana y a acatar mejor las normas.
  6. Ayudan a que los niños sean más organizados, a priorizar y a ser más ordenadoscon sus cosas.
  7. Fomentan la creatividady la estimulación mental.
  8. Ayudan a desarrollar el concepto de trabajo en equipo. Los juegos de construcción son ideales para practicar con hermanos o amigos. Gracias a ello aprenderán a relacionarse socialmentecon otros niños y a tener una visión colaborativa y participativa en pos de un objetivo común.
  9. Son un refuerzo ideal para su autoestima y seguridad, cuando los padres o profesores les felicitan por haber montado correctamente su construcción.
  10. Desarrollan la intuición y la agilidad mental ya que han de procesar datos y solucionar rápidamente los problemas que puedan plantearse durante el juego de construcción.

Como vemos, es muy positivo iniciarles pronto en este tipo de juegos ya que son muchísimos los beneficios que se pueden obtener y las capacidades que se desarrollan, y que les serán de gran utilidad a lo largo de toda su vida. Lo importante es elegir correctamente el tipo de juguete adaptándolo a la edad del niño, ¡y a disfrutar construyendo!